×

Un poco de historia

Un poco de historia

Pero muy poca, no se me asusten: les voy a contar la historia de nuestra casa, o lo que es lo mismo,  la casa de ustedes. Este edificio perteneció al hidalgo gallego Don  Pedro Antonio Quiroga, quien la mandó reconstruir en 1868, siendo el arquitecto elegido para esta obra José María Noya; este había sido arquitecto municipal, y  proyectado, entre otros, la plaza de María Pita y el Teatro Nuevo (ahora Teatro Rosalía de Castro).

Abajo pueden ver el diseño que hizo para este edificio, el cual conserva prácticamente toda la estructura exterior, excepto algunos elementos de  adorno sobre todo en el frente, que o bien no se conservaron, o  bien no llegaron a construirse, algo que a veces suceden cuando se pasa “de las  musas al teatro”.

Pedro Antonio Quiroga tuvo dos hijos,  uno de los cuales, José, se casó con Emilia Pardo Bazán, ilustre escritora, con la que tuvo tres hijos. Más tarde, se separaron entre otras cosas porque él no aprobaba el escándalo que suponía que su mujer se adhiriese a la corriente literaria francesa del Naturalismo. A su muerte el  hidalgo legó todo sus bienes, entre ellos este predio,  a su hija María de las Nieves, III Condesa de la  Torre de  Cela,

Se conserva un recibo de 1928 en el cual ya figura la  existencia de un hotel aquí, pero suponemos que es bastante anterior a esta fecha.

En 1960 la condesa vende el edificio a Jaime-Enrique  Escardó, quien a su vez lo vende en 1965 a Constantino Portela , a quien sucede su hija María del Carmen.  Finalmente, en el 1986, adquieren el Hostal Noroeste, anteriormente La Ferrolana, Faustino Alvite Blanco y Francisco Fernández Carballo, ambos con larga experiencia hotelera en Brasil. Realizan una reforma total, durante la cual fallece Francisco. Le suceden en su parte su esposa e hijos, y sigue al frente Faustino, cuyo empuje y cariño hacia su profesión le convirtieron en el alma de este hostal, hasta que, después de una penosa enfermedad, fallece en 2015.

Ahora estamos dos familias Alvite al frente  del negocio completamente renovado, pero  con la misma ilusión que pusieron cada uno de los que pasaron por aquí ejerciendo la antigua,  maravillosa y al mismo tiempo exigente profesión de dar cobijo al viajero.

Comments (3)

  1. Maria Esther Antelo Reply

    Que hermosa historia, ejemplo de esfuerzo y sacrificio, los sucesores y actuales dueños ya estan haciendo historia!! A. Seguir adelante, los felicito!!

  2. Isabel Maria Canay Portales Reply

    El trabajo del Hostal esta hecho con mucho
    amor , un magnífico colectivo de trabajadores
    muy profesionales y sobre todo , la dirección
    de una magnífica empresaria
    Los clientes reciben un trato personalizado
    que satisface sus necesidades , lo que
    hace que quieran repetir sus visitas
    A todos un saludo muy efusivo y muchos
    éxitos , se los merecen

  3. José luis Reply

    Cuantas historias de lejanos viajeros han discurrido entre esas paredes.
    Excelente ubicación y mejor trato al viajero.
    Recomendable cien por cien.
    Seguir con el legado que se os ha encomendado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Cookie Policy

This website uses cookies to help us give you the best experience when you visit. By using this website you consent to our use of these cookies. Find out more about how we use cookies and how to manage them by reading our Cookie Policy
ACEPTAR
Aviso de cookies